30 septiembre, 2012

Isla de Lantau. buddha gigante y demás cosas cotidianas

foto007

Aquí estamos, moviéndonos y removiéndonos por la ex británica Hong Kong. Esta vez hemos cogido media hora a pie,media hora en metro y una hora en autobús (de esos cuyos amortiguadores hacen ruido) para llegar a la meseta de Ngong Ping al Monasterio de Po Lin y a la preciosa estatua de Tian Tan. 34 metros de Buddha de bronce, así! Con un par! Parece poca cosa así contado, pero tras subir los 260 escalones (al más puro estilo Kill Bill II) llegas a la base de la estatua, la miras… miras al suelo… la vuelves a mirar, y es imposible no resoplar un “Joder, pues si que es grande”. De verdad que vale la pena, además el paseo en autobús (más largo que en teleférico) bordea la isla enseñándote partes bastante recónditas. Así que nada, vueltecita, filosofar acerca de la vida y vuelta para Hong Kong!