16 octubre, 2012

Malasia 1a parte: Tioman, para lo malo, lo bueno y lo buenísimo

foto019

Welcome to Malasia. Y qué mejor forma de hacerlo que ir a Tioman, aprovechando que la temporada alta acaba de pasar y los monzones azotarán en un par de semanas aprovechamos para ir ya! De Singapur autobús hasta Mersing, la ciudad portuaria de la que se va a la isla. En el autobús conocemos a Emily y a Ross, una pareja de ingleses que llevan 4 meses viajando y que serán, sin saberlo, nuestros compañeros de viaje para la próxima semana. Noche en Mersing y… Tioman! Llegamos a la preciosa playa de Salang en la que a los dos se nos escapó una sonrisa de felicidad al ver la arena y el agua cristalina. Qué pasada… Un bungalow para los dos, ayer dormíamos junto con otras 12 personas… Pura vida; snorkel, nadar con tortugas, ver monos en la jungla, pasear por la playa, BBQ nocturnas, más de una birra, serpientes, suecos, francesas, holandeses y lagartos gigantes. Una auténtica gozada. Una hamburguesa algo chunguera hizo mella en Vio un par de días… ¿Por qué tener que comer solo arroz con tanto bueno que hay aquí? ¡Pero oye! Estamos en Tioman, de tripas corazón en todos los sentidos. Con pena y en parte ganas de dejar los picotazos de las malditas sandflies, decidimos irnos 5 días después. Ferry a las 6:30 de la mañana y mega tormenta isleña. Ya no sabíamos si era por la hamburguesa o por la tormenta, pero la sensación era bastante acojonante… ¡Maldito Hollywood! En fin, salimos ilesos (excepto por alguna quemadura y unos 30 picotazos cada uno) y nos dirigimos a nuestro próximo destino… Malaca, no sabemos porque, pero tiene muy buena pinta. ¡Os vamos contando!